Trucos para evitar la resaca después de una noche loca

Beber agua

Steve Johnson 625117 Unsplash

Estoy segura de que más de una vez habéis escuchado este consejo, pero cuando estamos de fiesta siempre nos olvidamos de él. El alcohol provoca que orinemos más de lo habitual lo que hace que nos deshidratemos más rápidamente de lo habitual. Esta deshidratación puede provocar que la sed que nos causa la resaca, los mareos y los dolores de cabeza empeoren. Por ello, beber agua entre otro tipo de bebidas nos ayudará a mantener la hidratación, además de a consumir algo menos de alcohol.


Evitar mezclar bebidas

Marc Babin 716171 Unsplash

Si nos pasamos bebiendo es posible que acabemos mezclando bebidas sin control y esta no es la mejor idea si queremos evitar una resaca. Puede ser muy tentador empezar la noche con una cervecita, cenar con vino y después tomar un cubata de postre, pero la realidad es que cuánto más mezclemos peor será la resaca que tendremos después. Lo mejor que podemos hacer es no beber, pero si lo hacemos procuremos que sea siempre la misma bebida.


No todas las bebidas son iguales

Todas las bebidas alcohólicas contienen etanol, pero esta no es la única sustancia que las conforma. El azúcar al fermentar produce otras como la acetona o el metanol y parece ser que son más tóxicas que el etanol y tiene más relación con las resacas y su gravedad.

Loading...

No todas las bebidas alcohólicas tienen la misma cantidad de dichas sustancias – conocidas como congéneres – por lo que si vamos a beber es mejor que evitemos las que más contienen – whisky, tequila o coñac por ejemplo y optemos mejor por otras más bajas en congéneres como el vodka o la ginebra.

Dormir

Gregory Pappas 734927 Unsplash

No sé si a vosotros os pasa, pero hay noches que si trasnocho demasiado – aunque no pruebe ni una gota de alcohol – el día siguiente me encuentro igual que si tuviera resaca. La realidad es que la falta de sueño no provoca la resaca, pero sí que puede intensificar alguno de sus síntomas volviéndonos más irritables.

Esto ocurre porque una noche de fiesta altera radicalmente nuestros patrones de sueño y esto afecta a nuestro cuerpo. Por eso intentar descansar bien, un número de horas adecuadas y lo más aproximado a nuestro patrón de sueño normalque podamos hará que la resaca parezca un poco menos mala o que no dure tanto.

Alimentarnos adecuadamente

Thought Catalog 246316 Unsplash

El consumo excesivo de alcohol provoca que los niveles de azúcar en sangre posteriores sean mucho más bajos de lo habitual, lo que empeora los síntomas. Este hecho concreto puede causar que los dolores de cabeza provocados por la resaca sean más graves o que nos sintamos todavía más débiles.

Para intentar atenuar este efecto lo mejor que podemos hacer es alimentarnos de manera adecuada de forma que nuestro cuerpo reciba los nutrientes que necesita y se recupere más rápido de los estragos de la noche anterior. Existen algunos alimentos, como el plátano o los huevos, que son especialmente buenos para esto.




No beber

El último y mejor consejo que se puede ofrecer si queremos evitar la resaca – y vivir más y mejor – es que no consumamos alcohol. El alcohol no solo nos provoca resaca, sino que afecta a nuestra esperanza de vida y deteriora nuestra salud. No existe una dosis de alcohol que sea segura y, por tanto, nuestra mejor opción siempre es no beber.

En cualquier caso, si decidimos hacerlo, debemos tener en cuenta que cuánto más bebamos más grave será la resaca. Cada persona tiene un nivel de tolerancia distinto y podrá soportar más o menos, pero en general mantener un control del consumo de alcohol que hacemos y evitar excedernos hará que la resaca al día siguiente sea menos grave y limitante.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com