¿Mala memoria? Estos cuatro consejos te ayudarán a recordar

¿Se te olvidó dónde dejaste las llaves otra vez? Si a menudo te preguntas dónde dejaste las cosas u olvidas tus compromisos constantemente, tienes una mala memoria. Descuida, no se trata de tener una enfermedad que esté afectando tu cerebro; a veces, el estrés y el afán diario pueden provocar pérdida de memoria.

Por ello, te presentamos cuatro consejos para ejercitar tu cerebro y no olvidar las cosas tan a menudo.

Cambia la rutina

La monotonía puede provocar falta de atención y por ende, de memoria. Para esto, es bueno que cambies la rutina y emprendas nuevas actividades, retos o pasatiempos que estimulen tu cerebro con nuevas emociones.

Duerme bien

Durante el sueño, todo lo vivido durante el día se asienta en nuestra memoria. Al dormir mal o no dormir, nuestro cerebro no hará este proceso. Además, el cansancio no nos permitirá vivir conscientemente nuestro día a día.

Prueba con imágenes mentales

Si nunca te acuerdas dónde dejaste las llaves, puedes probar haciendo imágenes mentales. Simplemente se trata de asociar un hecho, o color, con algún objeto o imaginar situaciones en relación a lo que queremos recordar.

Alimentación

En los alimentos, además de energía, se hayan nutrientes y oxigenantes para nuestro cerebro. Evidentemente, si no consumimos las suficientes vitaminas y minerales tendremos cansancio y olvidaremos más a menudo los quehaceres de nuestra agenda.

Por último, es bueno ejercitarse a diario para ayudar a los procesos de nuestro cuerpo y, si aún te cuesta memorizar o recordar datos, una buena organización, con recordatorios y pautas diarias, pueden facilitar tu día a día sin que nada se te escape.

Deja un comentario