¿Has ganado peso? Según el último estudio es posible que no sea culpa (solo) de tus malos hábitos

En la mayor parte de los casos, el hecho de sufrir sobrepeso en forma de grasa corporal puede achacarse a unos hábitos poco saludables: una alimentación que nos aporta más calorías de las que necesitamos mientras seguimos un estilo de vida sedentario.

Pero también es un hecho que cada uno tenemos nuestro metabolismo y que hay factores fisiológicos que provocan que dos personas comiendo lo mismo y haciendo el mismo ejercicio ganen o pierdan peso de formas diferentes. La edad, el sexo, la forma física previa… Son factores que influyen junto con los hábitos a la hora de hacernos ganar o perder grasa corporal, de padecer sobrepeso y de terminar desarrollando trastornos como la diabetes.

Células grasas menos eficaces

La sospecha de estos factores fisiológicos afectando a la ganancia de peso existe desde hace mucho tiempo, pero ahora, un estudio realizado en el Instituto Karolinska de Suecia publicado en la revista Cell Metabolism apunta a cuál podría ser al menos uno de esos factores: una reducción en la eficacia de las células para metabolizar la grasa.

Loading...
patatas-fritas-en-aceite

Para llevar a cabo la investigación, los científicos han analizado muestras de tejido graso del abdomen de 82 mujeres (dos grupos de 54 y 28) recogidas en dos momentos con 13 y 10 años de diferencia. Al observarlas descubrieron que la capacidad de las células de liberar ácidos grasos (un proceso llamado lipólisis) de las primeras muestras estaba directamente relacionado con el desarrollo de diabetes hacia el final del estudio.

Lipólisis basal o por estímulo hormonal

La lipólisis es el proceso por el que las células grasas liberan ácidos grasos, que después son utilizados por los músculos como fuente de energía. Existen dos tipos de lipólisis: el basal, que es continuo, y el que estimulan las hormonas y que se produce como respuesta a un aumento en las necesidades energéticas.

Según los resultados del estudio, las mujeres que desarrollaron diabetes tipo 2 a lo largo de ese año presentaban en los primeros análisis una lipólisis basal alta, pero una lipólisis por estimulación hormonal baja.

“Es como si fuese un coche que es capaz de coger muchas revoluciones pero que ha perdido la capacidad de coger velocidad cuando la necesita”

“Es como si fuese un coche que es capaz de coger muchas revoluciones pero que ha perdido la capacidad de coger velocidad cuando la necesita”, explica Mikael Rydén, profesor de investigación clínica y experimental de los tejidos grasos del Instituto Karolinska. “El resultado al final es que las células grasas acumulan más ácidos grasos de los que terminan liberando“.

Un algoritmo que prediga la quema de grasas

Esto querría decir que algunas personas podrían necesitar cambios más profundos en su estilo de vida para evitar un problema de obesidad que termine desembocando en problemas metabólicos serios, según los autores del estudio, que ahora están trabajando en un modo de medir esa capacidad de las células de liberar ácidos grasos.

Porque el problema es que los análisis de tejido graso son relativamente complejos y solo pueden hacerse en laboratorios especializados, lo que los dejan fuera del alcance de la mayoría. Así que los investigadores están tratando de desarrollar un algoritmo que, a partir de los datos clínicos y bioquímicos de cientos de pacientes, pueda estimar la cantidad de ácidos grasos que liberan las células grasas de una persona y por tanto pueda predecir su probabilidad de terminar desarrollando diabetes.

Ellos mismos reconocen que sus resultados necesitan ser corroborados en estudios más grandes, y también en hombres, pero si van bien encaminados, podría ser una forma de enfocar esas diferencias fisiológicas que nos hacen engordar a unos más que a otros.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com